Horario de atención: Lunes - Viernes 8:00 - 19:00 / Sábado 8:00 - 12:00
Llámanos +57 300 635 2665

Consejos practicos: el colageno y sus beneficios para la piel

El colágeno es la proteína que se encarga de la firmeza y flexibilidad de la piel. Aunque su producción se reduce irremediablemente a partir de los 30 años, existen una serie de tratamientos que ayudan a restaurar los niveles de colageno en el cuerpo.

Esta proteína se localiza entre la epidermis y los músculos, y constituye casi el 30% del total de contenido proteínico del cuerpo humano, por lo que su presencia es determinante en el estado de la piel tanto del rostro como del cuerpo.

Por tanto, los tratamientos dermatológicos y cosméticos a base de colágeno son indispensables para combatir el proceso severo de la edad y retrasar sus efectos sobre la piel.

Los productos de colágeno puro natural hidrolizado penetran hasta la segunda capa de la piel y así consiguen unos resultados increíbles. Cuánto más puro sea y más calidad tenga el producto en cuestión, mucho mayor será la regeneración de los tejidos. En el mercado y la industria cosmética existen infinidad de ellos apropiados para cada tipo de piel específico.

Actualmente, existen cremas para todos los tipos de pieles, desde las más secas hasta las grasas, pasando por las mixtas y las sensibles. Donde más se notan los efectos es en la zona de alrededor de los ojos (comúnmente conocida por las “patas de gallo”) y la comisura de los labios, ya que son las áreas de más gesticulación y por tanto degeneración en el rostro.

Muchos estudios han demostrado que la producción normal de colágeno puede disminuir un 1% por año después de los cuarenta años. Por lo tanto, a los cincuenta y cinco años, el organismo ha perdido aproximadamente 15% de su capacidad para producir colágeno. A la edad de setenta, la pérdida de producción de colágeno puede disminuir un 30%.

TIPS PARA EL CUIDADO DE TU PIEL

Recuerda, que para mantener una piel cuidada y firme no basta con aplicar productos de colágeno, sino que también hay que complementarlo con un correcto cuidado diario. No olvides nunca, seguir unos pasos básicos de rutina diaria que mantendrán tu rostro siempre radiante y luminoso:

Exfoliar: Utiliza un gel exfoliante o mascarilla, para eliminar las células muertas e impurezas.
Limpiar y tonificar: Desmaquilla siempre tu rostro con la ayuda de una crema limpiadora y a continuación un tónico facial. Ayúdate de un pequeño algodón, para que el pro-ducto penetre con más facilidad y puedas retirar el sobrante.
Hidratar: Aplica todos los días una crema hidrante con protección solar (aunque sea invierno) indicada para tu tipo de piel.
Nutrir: El uso de una crema nutritiva o regeneradora aportará los nutrientes que nuestra piel necesita. Lo ideal es aplicarla cada noche, antes de irnos a dormir.

Cuida tu piel y manten una alimentación sana y equilibrada, bebe mucha agua y haz deporte siempre que puedas.

Ayúdate del colágeno para reafirmar tu tez y difuminar las pequeñas arrugas y líneas de expresión ocasionadas por la edad.

Aplica correctamente el producto, rellenando las zonas más visibles y repite la misma operación diariamente.

En la actualidad, también existen tratamientos como IPL (luz pulsda intensa) que podrás aplicarte en Orobela Estética Integral y que mostrarán resultados desde la primera sesión.

Leave a reply

× ¿Cómo puedo ayudarte?